james-clapper-dimision

Se anuncia la dimisión del responsable de los Servicios de Inteligencia de Estados Unidos

James Clapper, que hasta ahora era el director del Servicio Nacional de Inteligencia de los Estados Unidos, ha hecho pública su dimisión después de enviar una carta para tal efecto al presidente en funciones Barack Obama. James Clapper ya había indicado en el pasado que tenía la intención de renunciar a su cargo y permanecerá en el mismo hasta que el presidente electo Donald Trump asuma de forma efectiva el gobierno. Su sucesor será propuesto precisamente por el mismo Donald Trump una vez tome las riendas del poder.

James Clapper, de 75 años, lleva cinco décadas vinculado a los servicios de inteligencia estadounidenses en diversos cargos y había sido nombrado director del mencionado Servicio Nacional de Inteligencia en el año 2010. Su mandato ha estado marcado especialmente por las revelaciones que Edward Snowden ha realizado respecto a la Agencia Nacional de Seguridad, concretamente respecto al espionaje masivo que realizaba esta organización. En las últimas semanas, también ha estado vinculado a las declaraciones relacionadas con los supuestos ataques de los servicios de espionaje rusos a los sistemas del Comité Nacional Demócrata durante la última campaña electoral. Por último, también ha tenido que pronunciarse sobre la amenaza de seguridad que podían suponer los emails de la candidata a la presidencia Hillary Clinton y que el FBI estuvo investigando.

Todavía no se sabe a quién podría proponer el presidente electo para ocupar este importante cargo. Donald Trump se encuentra actualmente en plena formación de su gabinete político y adjudicando los diferentes cargos que estarán ligados a su gobierno ejecutivo durante su próxima legislatura. Hasta el momento, sólo se han confirmado dos nombramientos, que son el de Reince Previus, que será jefe de gabinete de la Casa Blanca, y Steve Bannon, que será su consejero delegado principal y jefe de estrategia. Por el momento, no hay confirmación oficial de otros nombramientos, aunque se espera que estos se produzcan en los próximos días, a medida que se acerque la fecha de su toma de poder, que se llevará a cabo el próximo 20 de enero. El hecho de que hasta el momento sólo se haya anunciado oficialmente la designación de dos puestos ha llevado a pensar a muchos periodistas y analistas políticos que Trump está teniendo problemas internos a la hora de fijar un equipo concreto y que su preparación al respecto anterior a las elecciones había sido muy escasa. Desde Trump Tower, donde se ha ubicado temporalmente la sede del presidente electo, se niegan estos problemas y Kellyanne Conway, una de las personas más cercanas al nuevo presidente, ha indicado que se anunciarán nuevos nombramientos después del día de Acción de Gracias, que se celebrará el 24 de noviembre.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *