vestido-marilin

Uno de los vestidos más icónicos de Marilyn Monroe es vendido por 4,5 millones de euros

Cuando están a punto de cumplirse cincuenta y cinco años de su fallecimiento, queda demostrado una vez más que Marilyn Monroe sigue levantando pasiones. La última prueba de ello la hemos conocido el pasado jueves 17 de noviembre, cuando la casa de subastas Julien’s Auctions ha vendido uno de sus vestidos más icónicos por un precio de 4,8 millones de dólares, aproximadamente 4,5 millones de euros.

Este el vestido que lució la estrella durante su intervención en la fiesta que se celebró en el Madison Square Garden de Nueva York el día 19 de mayo de 1962 con motivo del cumpleaños del entonces presidente, John Fitzgerald Kennedy. Lo llevaba puesto cuando cantó el famoso “Happy Birthday, Mr. President” que pasaría a la historia. Este icónico vestido de color beis confeccionado en seda estaba decorado con dos mil quinientas incrustaciones de cristal cosidas a mano y había sido diseñado por el modisto Jean-Louis Berthault, que fue nominado 13 veces a los Oscar al Mejor Diseño de Vestuario y se llevó finalmente la estatuilla por su labor en la película “Un Cadillac de oro macizo”. Se cuenta que era tan sumamente ceñido que la actriz se lo tuvo que poner sin ropa interior y que el propio diseñador se lo tuvo que coser al cuerpo para cerrarlo. Tanto el vestido como la actuación de Marilyn en aquella ocasión se convirtieron en un auténtico mito, lo que se vio aumentado por el hecho de que esta fue una de las últimas apariciones públicas de la estrella, que moriría en agosto de aquel mismo año.

Este vestido fue subastado por primera vez en 1999 por Christie’s. En esa ocasión, alcanzó un precio de 1,26 millones de dólares y fue adquirido por el famoso financiero Martin Zweig, quien lo conservó hasta su muerte en el 2013. Han sido sus herederos los que lo han sacado a subasta en esta ocasión y ha sido adquirido por la mencionada cifra de 4,8 millones de dólares por el Ripley’s Museum Believe It or Not, donde se espera que sea expuesto en el futuro. Este vestido se ha convertido en la pieza de vestuario por la que más se ha pagado de la Historia. Hasta este momento esa consideración la tenía precisamente otro vestido lucido por Marilyn Monroe, el que lució en la famosa escena de la trampilla de ventilación de la película “La tentación vive arriba”, que alcanzó un precio de 4,6 millones de dólares.

Si quieres saber más sobre esta venta, te recomendamos que leas el artículo que ha dedicado a esta subasta el periódico británico “The Telegraph”, en el siguiente enlace: http://www.telegraph.co.uk/fashion/people/marilyn-monroes-happy-birthday-mr-president-dress-expected-to-fe/.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *